Prevención, cuidado y tratamiento

Tratamientos

El mercado actual ofrece numerosos y variados tratamientos para atenuar e incluso eliminar las arrugas, pero son los tratamientos derivados del Botox® los que ofrecen mejores resultados en el tratamiento de las arrugas o líneas de expresión, llegando incluso a afirmarse que son los únicos efectivos.


El Botox® es la marca comercial más conocida de una forma diluida de la toxina botulínica tipo A elaborada por una bacteria. Se infiltra bajo la piel mediante una aguja provocando la inhibición por relajación del movimiento muscular. Su duración oscila entre los 3 y 6 meses pudiéndose aplicar de nuevo finalizada su acción. Esta reducción del movimiento muscular tiene una acción directa en la lucha contra las arrugas y líneas de expresión ya que modera o incluso impide la mímica o expresión que las genera. Son muy anómalos los casos de efectos secundarios descritos pudiendo ser en su caso leves y pasajeros, como reacciones alérgicas, náuseas o rigidez facial.

Existen otras marcas comerciales que presentan esta toxina botulínica de tipo A con efectos similares al Botox®, en importante informase, en cualquier caso, del producto que va a suministrarse.

Existen en el mercado otros muchos tratamientos para eliminar y atenuar las arrugas de expresión, algunos con una clara tendencia comercial y de dudosa eficacia. En términos generales podemos definir los dos tipos de procedimientos más habituales en el tratamiento de las arrugas, por sustracción y por relleno.

Sustracción

Se trata de eliminar o reducir excesos de grasa local que acentúan las arrugas, mediante peelings, láser o cirugía (lifting), se reducen las zonas que provocan un marcado excesivo de la arruga.

  1. Peeling: Es un tratamiento que se aplica sobre la superficie de la piel a modo de mascarilla exfoliándola y aportándole diferentes propiedades que ayudan a su regeneración y a la reducción de imperfecciones. Pueden ser químicos o con productos naturales. Para las líneas de expresión suelen utilizarse el ácido retinoico, glicólico y los alfa hidroxiácidos. Existen diferentes tipos dependiendo del tipo de arruga que quiera tratarse y el tipo de piel. Deben ser realizados por un profesional que haga un correcto diagnostico para aplicar el peeling más apropiado.
  2. Láser: Exfolia destruyendo (quemado) las capas superficiales de la piel. Suele utilizarse para el tratamiento de las arrugas al rededor de la boca y los ojos. Es un método abrasivo, debe estar siempre bajo supervisión médica para evitar posibles contraindicaciones.
  3. Lifting: Es una intervención quirúrgica que corrige el descuelgue de la piel, los pliegues y arrugas tensando los músculos faciales y adaptando la piel sobre su nueva superficie. Como toda intervención no está exenta de riesgos, por anestesia, infecciones, hemorragias, etc. Ha de ser tratado por un médico especialista que estudie su caso y le exponga los beneficios y contraindicaciones que pueden derivarse de la operación.
  4. Otros: Microdermoabrasión y Dermoabrasión.



Relleno

Este procedimiento rellena la arruga atenuándola, pudiendo llegar incluso a eliminarla por completo. Existen varias opciones de relleno, trasplantando la propia grasa del paciente (lipofilling), mediante el cultivo de fibroblastos del propio paciente y mediante implantes de sustancias biodegradables o permanentes los más comunes son de colágeno, ácido hialurónico y la hidroxiapatita de calcio.

  1. Rellenos de colágeno: Ser realizan con una aguja muy fina inyectado el colágeno bajo la piel, su duración es de 3 meses aproximadamente siendo reabsorvido por el cuerpo transcurrido ese tiempo pudiéndose aplicar de nuevo. Existe también la posibilidad de extraer colágeno del propio individuo y rellenar los surcos y arrugas con él.
  2. Rellenos de ácido hialurónico: Su aplicación es igual a la anterior, la diferencia más destacable es su duración ya que puede duplicarla y alcanzar aproximadamente los 6 meses. Pueden aplicarse de forma conjunta con el colágeno para obtener un mejor resultado.
  3. Hidroxiapatita de calcio: De una apariencia más cremosa esta sustancia se encuentra de forma natural en los huesos. Su aplicación es similar así como sus efectos.

En todos los casos, será el médico el encargado de determinar y aconsejar sobre que tipo de tratamiento es el más adecuado para el paciente. No todas las arrugas o líneas de expresión son iguales y escoger la mejor opción que se adecúe a nuestra piel y tipo de arruga es una garantía de éxito.

Para atenuar las arrugas y para prevenir un empeoramiento de las mismas es importante adoptar hábitos saludables que mejoren el estado general de la piel. El ejercicio oxigenará y tonificará los músculos dotando a la piel de mayor firmeza y una dieta equilibrada ayudará a un mejor funcionamiento del organismo y esto aporta numerosos beneficios.

En Consejos y trucos encontrarás métodos naturales para el tratamiento y la prevención de las arrugas de expresión.